Cuando el deporte se convierte en una obsesión.

Me parece fundamental diferenciar cuando disfrutamos practicando un deporte y cuando lo hacemos para no sentirnos culpables después. En mi caso, yo empecé a practicar deporte para bajar de peso (iba unas 3 horas diarias al gimnasio, casi todo era cardio… correr una hora, nadar, bailar) pero llegué a un punto donde si no iba esas 3 horas o faltaba a alguna clase me torturaba continuamente y me entraban ataques de ansiedad (además de sentirme una completa fracasada). Y bueno, obviamente si no “quemaba esas calorías” comía muchísimo menos por la culpabilidad.

largeLa gran mayoría de chicas que están pasando por un trastorno alimenticio pasan por lo mismo, el problema es que muchas quieren recuperarse completamente pero siguen con esa obsesión. Si tenéis que subir de peso (o simplemente queréis vencer vuestra enfermedad) NO PODÉIS SEGUIR HACIENDO CARDIO, es lo primero que les prohiben a las chicas que van con nutricionistas. De poco sirve que comais más si luego os vais a matar 2 horas en el gimnasio… por eso, como mucho pesas o clases ligeras como el yoga o el pilates. Y me parece super importante que os deis cuenta si hay “obsesión” o no… porque si no sois capaces de estar ni 2 días sin entrenar porque ya os sentís mal de ánimos y culpables y pensais que en esos dias engordareis por no hacer nada… es que bien mentalmente nunca vais a estar. Si realmente queréis una recuperación plena, tenéis que practicar ejercicio por PLACER, no por OBLIGACIÓN. Y si lo practicais, teneis que nutrir a vuestro cuerpo como corresponde, comiendo bien.

Yo, sin ir más lejos, recuerdo perfectamente un día que fui a cenar con mi madre fuera. Comí una hamburguesa con patatas y después un helado. ¿Y sabéis lo que hice al llegar a casa? (eran las 2 de la mañana) Me puse a hacer un workout que prometía quemar 1000 calorías, estuve 2 HORAS haciéndolo y todavia me fui a dormir defraudada porque seguro que no lo había quemado todo e iba a engordar. ¿VEIS? Eso es estar enferma. Y lo peor es que siempre hacia cosas así.

Yo pasé de ir al gimnasio 3 horas todos los días a no ir en un mes… Y creo que fue fundamental para mi recuperación. Ahora si practico deporte es cuando yo quiero y si tengo ganas, nunca más me he obligado a salir a caminar en ayunas, o en matarme a hacer cardio y cosas que no disfrutaba. Voy a veces a mis clases de tonificación, llevo una vida sana y soy muchisimo más feliz de lo que era antes.

Recordadlo, el deporte es maravilloso pero también puede ser vuestro peor enemigo si estáis luchando contra la anorexia o contra la bulimia. Las chicas que pasamos por eso nos caracterizamos por abusar del deporte para “bajar de peso”, y al final eso no se consigue… Si lo que queréis es un cuerpo bonito, tenéis que encontrar un equilibrio entre alimentación y deporte. Y nunca abusar de este último, porque lo primero es la salud mental.

Advertisements

10 thoughts on “Cuando el deporte se convierte en una obsesión.

  1. Muy buen post!!
    A mi me gusta mucho ir al gym, pero tmb es un sentimiento de obligaciòn porq me encuentro mucho mejor ( de dolores de espalda) cuando voy. El deporte moderado es muy saludable. El deporte extremo es muy peligroso, se convierte en un castigo para el cuerpo, porq las articulaciones no están diseñadas para q les demos tanta caña. Un besito!

  2. Hola guapa! Tienes mucha razón.
    Hace un mes o así me di cuenta de que estaba obsesionada. Me encanta el deporte, pero un día, acabe quemada. Sentía que no hacía nada, que me torturaba…deje de ir una seman al gimnasio y solo hice lo que me apetecía. Me sentó tan bien…a partir de entonces eso hago. Si hay un día que no me apetece, pues no me apetece, ya no me obligo a nada, porque si voy desganada…pues encima le pongo mala cara a todo el mundo.
    Un beso

  3. Hola ^^
    No soy muy dada a estas cosas pero acabo de leer todo tu blog (sí, enterito, de una sentada!!), y tienes tantísima razón… Me he sentido muy muy pero que muy identificada contigo. Estoy ahora mismo en las últimas fases del proceso de recuperación de un TA (no sé si calificarlo como anorexia, bulimia… Ya sabes que muchas veces los dos vienen de la mano) y leer testimonios como el tuyo me hace confirmar una vez más que no estoy sola, no soy la única que ha pasado por un infierno así, que hay más gente como yo y que SE PUEDE salir de esto. Que echándole ganas todo tiene su solución y existe la luz al final final del túnel. Debo confesarte que también sigo tu IG pero “desde las sombras”, no me he animado a hacerme todavía IG aunque quizá caiga próximamente porque he visto cómo os apoyáis unas a las otras y no sé, no creo que me haga mal formar parte de esa “pequeña familia” ^^.

    Nada, tan sólo quería agradecerte, de corazón, que compartas con los demás tu testimonio. Te aseguro que con esta pequeña pero gran labor ayudas a mucha gente que lo está pasando o lo ha pasado mal. Hay que ser muy muy valiente para hacer lo que haces, para afrontar cada bache en el camino con una sonrisa y para responderle a la vida con la energía y la determinación con la que tú lo haces. Personalmente te has ganado mi admiración y esta no será mi última visita por estos lares 🙂

    GRACIAS

    Un besazo enorme,

    Carmen.

    • Bonita, hazte un IG! Es lo mejor que me ha pasado en la vida… te lo recomiendo al 100%. Y claro que no…no estás sola… yo cuando empecé a recuperarme me sentía muy mal porque practicamente era la unica cuenta en español que decia abiertamente que tenia bulimia. Pero ahora, más chicas se han animado a hacerse cuentas y estamos entre todas apoyandonos, ven con nosotras!! 🙂

  4. Leyendo esto si que me siento identificada. Hoy no podía ir al gym (yo vivo en una urbanización apartada y está en otra ciudad como a 15 minutos en coche) y ya estaba a punto de llorar, pensando que se acercaba el fin de semana, que tengo una comida con los amigos el sábado y que no iba a poder contrarrestarlo.
    He hecho hora y media de ejercicio en casa… La cosa es que a veces si siento que estoy entrando en una enfermedad. Pero en otras ocasiones siento que no es así. Que no estoy enferma, y que no puedo dejarlo, pues echaría todo a perder… Si estuviera cerca del peso que quiero quizás me replantearía con más fuerza eso de intentar dejarlo…
    Son momentos.. :S
    (Cari86 en instagram)

  5. Me he alegrado mucho al leer esta entrada porque me estoy recuperando pero la obsesión de no descansar mi cuerpo aun sigue ahí, aunque tengo unas ganas enoormes de recuperarme y n sufrir por no poder ir al gym o no poder caminar todo el día. No he ido al gimnasio, pero incluso aunque me sienta débil aun, me obligo a estar de pie la mayor parte del tiempo o a caminar como una loca por la casa, sin motivo. Incluso dejo de lado las horas de estudios para poder estar en movimiento, pero sé que gracias a Dios eso se irá algún día…

    • La manera en la que se irá es dejando de hacer ejercicio…hasta que llegue un momento en el que puedas hacerlo por placer y no por esa obsesión. Te lo dice alguien que cada vez que no hacía ejercicio se sentia culpable… Ahora eso desapareció, y es algo maravilloso 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s